top of page

    Dome Wood

Dome Wood (1974) es un artista y filósofo nacido en Australia que vive en Bruselas desde 2015. Tras abandonar Australia en 1997, Dome Wood (también conocido como Dominic Wood) no empezó a participar activamente en la escena artística europea hasta el año 2000, cuando se trasladó a Berlín. Desde entonces, ha expuesto en numerosos museos y galerías de toda Europa. Su exposición individual más reciente, Pre-Human Continuum, tuvo lugar en Waldburger Wouters (Bruselas). En 2021, participó en dos exposiciones colectivas: Conscious Becoming en Tatjana Pieters (Gante) y Small Sculptures en Michel Rhein (Bruselas). También participó en la 6ª Bienal de Praga, FLOW (2013), European Tribal Wars, Armee Museum Ingolstadt, Alemania (2015), y L'Amour Héroique, MUBA Eugéne Leroy, Tourcing, Francia (2012). En 2020, cofundó la plataforma expositiva The Agprognostic Temple, con la que comisarió y produjo nueve exposiciones, entre ellas "Visions of the Underworld", que fue la exposición inaugural de la Capital Cultural Europea 2023 en Elefsina,Grecia.En 2022, publicó su primer libro, "Egothávma", que dio lugar a la exposición en línea Egothávma en Entmt.art. En la actualidad, Wood está inmerso en su último proyecto, la creación del 4º Centro de Meditación Espacial en Schaerbeek, Bruselas.

 

La práctica artística y la filosofía de Dome Wood giran en torno a una profunda fascinación por los elementos arcaicos y la esencia primordial de la existencia. Desde el principio de su carrera, se ha visto impulsado a enfrentarse a los retos de la pintura en su esencia, buscando expresar los fundamentos mismos de la expresión humana. Este viaje le ha llevado a una búsqueda ontológica, sondeando los aspectos fundamentales del propio universo. Desde 2017, Wood ha integrado diagramas en su lenguaje artístico. Esto culminó en una serie de ocho pinturas en 2018, que subrayaron prominentemente su interés en los principios universales. Estas obras se mueven entre el límite de la explicación y el arte, ofreciendo un punto de vista distintivo y potencialmente incluso una resolución al enigmático problema de la medición en la mecánica cuántica. Sus exploraciones se extendieron además al ámbito del espacio cuatridimensional y su interrelación con la conciencia, temas que desarrolló en su libro "El Egothávma". En particular, se produjo un punto de inflexión en sus pinturas, en el que el imperativo de transmitir conceptos ontológicos a través de la forma misma de la pintura eclipsó la necesidad de dilucidar estas ideas únicamente a través del medio. Al hacerlo, se produjo una transformación que condujo a una evolución de las obras de arte. Influenciado por la noción de "momificación" inspirada en sus antecedentes egipcios y su trabajo en escultura, Wood comenzó a impregnar también las pinturas con este enfoque. En consecuencia, el tejido de las pinturas adquirió un nuevo significado, pasando de ser una mera superficie a una "hipersuperficie", en la que el entrelazado continuo de delante hacia atrás adquiría un aspecto similar al de una banda de Möbius. Esta configuración pasó a simbolizar el espacio cuatridimensional, y el movimiento inherente a la trama llegó a expresar una disposición ontológica distinta, similar a la abstracción observada en la pintura indígena. Estos desarrollos son particularmente evidentes en las dos pinturas de Wood, conocidas como " Tomb-painting 1" y " Tomb-painting 2".

 

No es sólo en el cuadro en sí donde Dome Wood trata de innovar y transformar desde la base, sino también en su forma de poner precios a sus obras de arte. Considera el intercambio entre el artista y el comprador como una transacción basada en la objetividad inherente que ambas partes valoran. Por lo tanto, el precio de la obra de arte viene a representar no sólo su valor de mercado, sino también el valor que expresa. Por ejemplo, en su serie "Tomb Painting", el valor adjunto es trascendental, representado por la constante matemática pi, que refleja el significado trascendental de la obra de arte. En su serie de pinturas sobre mecánica cuántica, el valor objetivo está ligado a la constante de Planck, crucial para la mecánica cuántica. Como resultado, la constante de Planck se convierte en parte integrante del valor de mercado de la obra de arte, subrayando su profundo significado. Este enfoque único de fijación de precios valora el significado de la obra de arte, tanto en sí misma como en su impacto en el espectador, elevando el intercambio de valor a un nivel significativo y simbólico.

bottom of page